Gambazos swinger

omg1 (1).jpg

¡Buenos días niños y niñas!

Como el tono de los anteriores post era un poco melodramático y tristón, hoy os he traído algo mucho más ameno y divertido, con lo que seguro que os echáis unas risas. Efectivamente, es la primera parte de un post muy largo donde hablaré sobre metidas de pata, afirmaciones sin sentido y confusiones e hijoputismos varios que he ido encontrando en mis lecturas swinger. Por favor, servíos un bol de palomitas como dios manda y reposad bien vuestras nalgas.

  • Las parejas que practican swinger dicen que es una forma de vida, la verdad es que no es así. Es solo una práctica sexual y nada más

Aparte de darle un repasito a ciertos aspectos léxico-semánticos en los que no voy a entrar, este señor ha debido tener poco contacto con parejas swinger. Me imagino que ha debido oírlo o bien lo ha copiado de alguien, porque si no, no me lo explico. Efectivamente es una práctica sexual si lo quieres reducir al acto en sí. Yo prefiero calificarlo primero como acto social, pero sin olvidar lo que fantaseas después con tu pareja, también sin contar los lazos afectivos que a veces se forman. ¿Quién no ha congeniado especialmente bien con alguien en el mundo swinger? Apuesto a que la mayoría sí.

Además, cuando entras a formar parte del mundo swinger, te das cuenta de que poco a poco cambia tu visión del sexo. Tu sexualidad está más abierta a otros cambios, tanto si eres activo o no tan activo como desearías.

  • El concepto fidelidad-infidelidad no existe en las parejas swinger

Error, y muy grave. Sí que existe la infidelidad y jodería que te cagas. La infidelidad no se trata exclusivamente de mantener relaciones sexuales con otro, sino de sentirse traicionado. Por ejemplo, si mi pareja me ocultara algo, fuera o no sexo, que pudiera repercutir en nuestra relación de pareja, lo consideraría traición porque me ha faltado al respeto ocultándomelo (en mi caso, que puede ser que haya swingers que prefieran no saber ciertas cosas del otro).

  • Las parejas swinger deben luchar contra la tendencia a hacer de esta práctica la única forma de relación sexual que usan

¡Jajajajajaja!

No, en serio os digo: si fuera la única forma de relación sexual que mantenemos, algunos íbamos a estar realmente jodidos. No somos unas máquinas sexuales ni unos ligones natos, ¡que a algunos también nos gusta tener nuestras rachas de paz y tranquilidad! Además, creo que uno de los mayores placeres de disfrutarlo en pareja es el poder fantasear abiertamente en pareja, aunque no haya intercambio en sí.

  • En las parejas swinger las mujeres generalmente no son lesbianas pero aun así, intercambian sexualmente entre ellas

Nos ha jodido. Si las mujeres fueran lesbianas no sé qué narices pintarían los hombres en este cuento. A lo que me imagino que se refiere es a que algunas mujeres dentro de las parejas swinger son bisexuales o sienten curiosidad por probar con otras mujeres. Total, que cualquiera de las dos me va fatal: soy 100% heterosexual. No busco intercambio sexual con mujeres, aunque reconozco abiertamente que mirar el cuerpo de una mujer desnuda me puede llegar a excitar. Alguna vez he tenido “contactos” sexuales con otras mujeres, pero no me llama nada la atención, y menos todavía acabar liada con la señora del otro.

  • Swinger o intercambio de pareja: ¿terapia o patología sexual?

Y yo que pensaba que no había nada peor que el blog del señor de las frases de antes, voy y me encuentro esto. Pues mirusté, ninguna de ellas, gracias a dios. En primer lugar, como cualquier pareja swinger o liberal o abierta que se precie diría, no es una manera de arreglar las dificultades con tu pareja, así que terapia ni de coña. ¿Patología sexual? Puede que a alguno le hayan diagnosticado algo, pero seguro que no tiene que ver ni de lejos con las relaciones swinger.

En el próximo post proseguiré con las barbaridades y confusiones, que me han hecho gracia. Mientras tanto, ¿vosotros qué opináis?

___

Fuentes de las citas:

http://ws.psicoactiva.com/tratamiento-swinger/

SWINGER

2 thoughts on “Gambazos swinger

  1. Pelirroja de verde says:

    Tras haber leído ambos post,tengo la sensación de que en general hay muchísimo desconocimiento y confusión sobre este tema y los múltiples matices que tiene.
    Y en este curso acelerado en el que me encuentro inmersadesde hace tan poco tiempo creo que me están quedado súper claros todos y cada uno. Y me echo las manos a la cabeza cuando leo según qué cosas.
    Y lo que me alegro de todo lo que estoy aprendiendo…
    Un beso,Zitta 🙂

    1. Zittissima says:

      Gracias guapa! Creo que este tema, como muchos otros, crea una especie de fobia desde la moral, a la par que confusión. Estoy segura, no obstante, de que llegará un momento en el que estas cosas dejarán de verse como amenaza para la moral y terminarán poco a poco aceptándose y enraizando en nuestra cultura 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *