Locales, antros y tufos

sexo-dinero.jpg

Creo recordar que en una de las primeras entradas de este blog ya comenté algo acerca de la aversión que siento hacia algunos locales swinger/de parejas liberales/de citas… O cualquier otro nombre que se os ocurra. Está claro que no por ser liberal tiene que gustarte todo todo todo… Pero desde luego, lo que está ocurriendo en Madrid se nos está yendo de las manos, y nadie se queja ni dice nada.

Como es mi especialidad quejarme por las cosas que me molestan o me disgustan, aquí me desfogo. Sin embargo, quisiera sobre todo dejar claro que, aunque no sean el lugar donde más cómoda me siento, hay ciertos locales que están muy bien planteados y el concepto de los mismos es totalmente respetable. Lo que no soporto es la modernura esta que nos ha dado en Madrid por abrir locales con aires de exclusividad, rollo Grey pijo elevado a la enésima potencia que lo que menos tienen es eso, exclusividad.

Los rumores que a veces se extienden sobre determinados locales en los que los clientes acuden acompañados de prostitutas no son una novedad. A fin de cuentas, en realidad el local no es responsable de que ocurra esto. Pero es algo que siempre (o al menos desde que yo comencé) se ha comentado entre conocidos, más con intención de advertir que de lanzar una crítica sobre el local en cuestión. Sin embargo, parece que hemos dado un paso más allá: hace unos días, H y yo nos percatamos de la existencia de un local en el centro de Madrid sobre el que no habíamos reparado antes. Muy moderno, muy como he comentado antes, pero el tufo que soltaba era de cuidao. La página web daba poquísima información, por no decir ninguna, con lo que te obligaba a contactar, o bien por formulario de correo, o bien por teléfono. Ideal para hacerse una cartera de clientes, pero muy poco ético si tenemos en cuenta que la intimidad de los posibles clientes de este tipo de negocios es algo con lo que no se debería jugar.

Aquella tarde, entre risas y aquenohayhuevosdeirpallá pues nos picamos, y H. decidió contactar por Twitter para preguntar por los precios. No fue sorpresa que nos dieran un número de teléfono al que llamar o mandar un whatsapp en vez de contestar a algo tan sencillo. Y tuvo los santísimos de llamar, porque ya nos estaba picando demasiado la curiosidad. Y es cuando preguntas por las políticas del local en cuanto a chicos solos cuando ya ves total y absolutamente de qué va el rollo. Podíamos haber previsto muchos tipos de contestación, sí, pero que nos digan que “claro, es que hay mucha demanda de chicos solos porque, para que te hagas una idea, en la fiesta de inauguración tuvimos 18 chicas solas, y claro, las chicas solas demandan chicos solos, y los dejamos pasar…”

¡Ppppffffjajajajaja!

Sí, como al lector swinger, a mí se me ocurren dos opciones y ambas me dan mucha risa tonta: una, que estén pagando a chicas solas (llamémosle X) para hacer el negocio con los tíos solos; u otra, que nos la estén intentando colar. Todo el mundo (no necesariamente con experiencia swinger) sabe perfectamente que de tías solas no se te llena un local ni de coña, y mucho menos 18. No sabría decir siquiera si hay tantísimas singles liberales en todo Madrid.

A lo mejor es que soy yo una purista, vete tu a saber. Lo que está claro es que mezclar otros conceptos con el swinger no me parece del todo apropiado, pero claro, hay que hacer negocio y demasiada gente se monta en el carro del sexo.

One thought on “Locales, antros y tufos

  1. Miguel says:

    Hola buenas tardes, hace muy poco tiempo que ando intentando entrar en esto del “mundo liberal”, una buena amiga mia me comento la existencia de estos locales que comentas y me llevo casi que de las orejas a uno de ellos. La primera vez que fuy la verdad que medio un poco de verguenza la verdad, aunque debo de reconocer que no dejo de tener un poco de morbo, he ido con esta persona un par de veces más y creo que no deja de ser un lugar entretenido en el cual sacas esa fiera ( por llamarla asi) que guardas en tu interior. Quizas y debido a que ya soy una persona madura me pille con el paso cambiado pero creo que como todo en esta vida es acostumbrarte, ¿no?.
    En cuanto al comentario de que ciertas damas son eso damas de compañia , pues te dire que las hay donde menos te lo esperas y no solo en locales de esa indole, he visto a esas personas en otros locales y no tienen nada que ver con la actividad que se desarrolla en el interor, completamente distinto vamos.
    Espero y deseo que en un futuro podamos charlar mas sobre este y otros temas y si tenemos la fortuna de coincidir en algun local mejor aun, ha sido un autentico placer poder contestarte, gracias por tu paciencia y disculpa las faltas de ortografia un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *