¿A dónde vamos?

mii-dos-caminos

Comienza un nuevo año, y ya van 5 desde que nos metimos en este jaleo del poliamor y de la convivencia juntos. Y como en todas las relaciones llega un momento en que te planteas ¿hacia dónde vamos?

Esa pregunta que en las relaciones monogamas tradicionales parece que tiene respuesta rápida (Matrimonio, o convivencia juntos, o hijos, etc…) en una relacion poliamorosa no es tan sencilla de resolver. ¿Vamos hacia la salida total del armario ante nuestras familias? ¿Vamos hacia buscar un mayor reconocimiento social?

Estas preguntas tienen muchas respuestas dependiendo de a qué vértice de este triangulo preguntes. Para mi, H, la dirección a la que quiero que esto vaya es hacia la salida del armario ante las familias, lo que pueda conllevar un mayor reconocimiento familiar y, por ende, una mayor comprensión y aceptación de nuestra situación. Lo que, creo, aliviaría tensiones.Y facilitaría el vernos como una familia, cosa que ahora, después de 5 años, aun nos cuesta.

La duda que me surge es:: ¿podemos avanzar hacia esa dirección si no todos los miembros de esta unión nos dirigimos a ella? En una relación monógama tradicional esta respuesta es fácil, la relación llega un momento en que “debe” ser formalizada de la manera tradicional (en sus multiples variantes, matrimonio, irse a vivir juntos, tener un hijo, comprarse una casa o adoptar un perro…) pero, ¿cómo se hace en una relación que no puede ser normalizada socialmente y que no tiene un “espejo social” donde mirarse?

Es momento de reflexión, de sentarse, de hablar, de determinar los pasos hacia los que debemos encaminarnos, y por tanto, momento dificil, de tensiones y de remover sentimientos internos, deseos y realidades. Porque cualquier decisión que cada uno tome a nivel interno irremediablemente afecta a todos los demas, sus expectativas y su manera de afrontar esta relación de cara a los demás. Y no es facil.

En esta, nuestra relación poliamorosa, la que nosotros vivimos, esa respuesta no es nada facil. Requiere compromisos que hasta ahora no han necesitado darse y gestos que hasta ahora se daban por sentado de manera implicita y que deben hacerse de manera explicita tambien. Lo que parece claro, como en cualquier otro tipo de relación es que cuando se llega a estos puntos, la relación cambia, ya no es como antes y se convierte en otra cosa. A veces para bien, a veces para mal.

No somos diferentes a cualquier otro tipo de unión, llegan momentos en que hay que sentarse y hablar y hacerse la pregunta. Y ese momento ha llegado ya, despues de 5 años. Cuando todo esto empezó, nadie daba un duro por nosotros y mucho menos porque fueramos capaces de estar aqui, en este momento. Y ahora hemos llegado al cruce de caminos al que irremediablemente, todos sabiamos que ibamos a tener que llegar. Y nos queda mucho camino por delante, solo ha hecho que empezar, y habra mas cruces, mas caminos y mas opciones.

Aqui estamos, 5 años después. Y el camino se desvia en multiples caminos.

¿A dónde vamos?…

2 thoughts on “¿A dónde vamos?

  1. Merry ortiz says:

    Se deve tener mucho respeto en una reladion de pareja abeses creo que me gustaria experimentar por que yo tengo psreja pero como sino la tuviera ase meses no tenemos intimida yo tengo un amigo poliamoroso me a invitado s partisipar pero no se

    1. Zittissima says:

      Merry, yo creo que antes de buscar nuevas experiencias, es mejor que arregles las cosas con tu pareja. De lo contrario, creo que te estarías traicionando a tí misma. De todas formas, en esto no se entra por tener problemas con tu pareja actual porque el fracaso está asegurado. Ni va a hacer que te sientas mejor, ni va a solucionar problemas existentes. Otra cuestión es plantearte si realmente amas a tu amigo poliamoroso o si simplemente quieres compartir sexo esporádico. Un abrazo y gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *